Itzcoatl: “la serpiente de obsidiana”

Itzcoatl fue el cuarto Huei Tlahtoani de Tenochtitlan y su mandato duró de 1428 a 1440

Después de los terribles sucesos que ensombrecieron a Mexico-Tenochtitlan y que terminaron con la muerte del Huei Tlahtoani Chimalpopoca, los mexicah eligieron a su sucesor con estas palabras:

“Haced de cuenta que por breve tiempo se eclipso el sol y se oscureció la tierra, y que luego a la tierra retorno la luz. Si se oscureció Tenochtitlan con la muerte de nuestro Señor, elegid a otro, y que salga con él el nuevo sol. Mirad a quien echáis los ojos, y en quien piensa vuestro corazón y a quien parece es el que elige vuestro verdadero rey y señor Huitzilopochtli”

Así las cosas, los mexicah eligieron como su cuarto Huei Tlahtoani a Itzcoatl, quien era por sus cualidades personales y destacada actividad al mando del ejército, el individuo mas digno para ocupar el cargo. Itzcoatl era además hijo de Acamapichtliu y de una bella esclava de Azcapotzalco y ya contaba con experiencia y madurez, pues tenía más de cuarenta años.Una vez coronado como Huei Tlahtoani en una ceremonia muy sencilla para evitar enterar a sus enemigos acechantes, el primer ejercicio de gobierno que realizo Itzcoatl, fue reunir al Consejo de guerra y discutir acerca de la postura de Tenochtitlan frente al tirano Maxtla, Señor de Azcapotzalco. Durante la crucial reunión, surgió la figura del legendario Tlacaelel, sobrino de Itzcoatl quien con un sorprendente discurso conmovió a los principales para que se lanzaran a la guerra en contra de los opresores tecpanecas. Siendo asi, Itzcoatl decidio enviar una embajada hacia Azcapotzalco para acordar los términos con aquella ciudad y Tlacaelel se ofrecio a encabezar dicha comitiva conciente de que exponía su vida. En varias ocasiones el valiente embajador de Itzcoatl se presento ante Maxtla, mas fue imposible llegar a un acuerdo pacífico, el tirano una y otra vez le declaro la guerra a los mexicah. Fue entonces necesario que los hombres de Tenochtitlan empuñaran la flecha y el escudo para defender su libertad.Afortunadamente, no eran los mexicah los únicos enemigos de Azcapotzalco, el príncipe Nezahualcoyotl, quien mas tarde habría de ser rey de Texcoco, buscaba regresar a su patria para reestablecer en su persona la legitima descendencia de su padre Ixtlilxochitl muerto en la guerra contra Azcapotzalco. Así, cuando Itzcoatl solicito la alianza del príncipe acolhua, este acepto gustoso, pues vio en la amistad con los valerosos mexicah una excelente oportunidad para vengar la ofensa y recuperar su reino. De ese modo, los ejércitos mexicah y acolhuas marcharon juntos a la guerra contra Azcapotzalco; cuatro formidables guerreros encabezaban aquel ejercito libertador: el nuevo Huei Tlahtoani Itzcoatl, el joven Tlacaelel, su hermano Motecuhzoma Ilhuicamina y el príncipe poeta Nezahualcóyotl.

La guerra comenzó y los tecpanecas al mando de Maxtla atacaron Tenochtitlan por la calzada de Tacubaya, pero los mexicah y sus aliados lograron derrotarlos en poco tiempo y aprovechando su fuerza de inmediato se trasladaron a Azcapotzalco para tomar la ciudad en un solo asalto. El revelador Ilhuicamina dio muerte al principal Mazatl, mientras que Maxtla fue perseguido hasta Coyoacan, antiguo dominio suyo, a donde intento refugiarse, pero allí el propio Nezahualcoyotl le quito la vida. Los cuatros vengadores, mandaron echar el cuerpo de Maxtla a las aves para que se lo comiesen como carroña. Asi nacio la gloriosa alianza de Texcoco y Tenochtitlan, con una victoria extraordinaria y aplastante contra el enemigo mas fuerte hasta entonces conocido, Azcapotzalco, que durante largo tiempo había ejercido el dominio total del valle y sus alrededores.Con ello, Nezahualcoyotl recupero por completo el poder de su natal Texcoco e Itzcoatl decidió otorgar títulos de señorío a quienes sobresalieron en la guerra. Tlacaelel recibió el titulo de Tlacochcalcatl (Señor de la Casa de los dardos), además se convirtió pronto en Cihuacoatl, es decir, Supremo Consejero. Motecuhzoma Ilhuicamina adquirio el titulo de Tlacatecatl (General de los ejércitos) y asi otros 17 señores recibieron sus títulos.

Sin embargo, los antiguos aliados de Azcapotzalco no hicieron esperar su intento de sublevación y Coyoacan fraguo junto con Chalco, Culhuacan, Xochimilco, Tlahuac y Mizquic una ofensiva contra los mexicah sin saber que su actitud hostil sirvió de aliciente para que los mexicah se lanzaran a la conquista de todo el Anahuac para pacificarlos. Una vez mas, los disciplinados y valientes mexicah derrotaron a sus enemigos con gran bravura y rapidez y según cuenta la historia los mexicah dirigieron estas palabras a los vencidos:

“No queremos perdonaros, traidores, no ha de haber en la tierra nombre de Cuyuacan. Este dia lo hemos de asolar y echar por suelo, para que no quede nombre de traidores que hacen juntas y provocan e incitan a las demás naciones a destruirnos”,

Sin embargo, los cobardes enemigos de Tenochtitlan respondieron de la siguiente manera:

“¿Qué ganáis con destruirnos?, basta lo que habéis hecho, aquí tienes a tus esclavos y tributarios perpetuos, dispuestos para cumplir todo los que nos demandes”

Así los mexicah le perdonaron la vida a Coyoacan y sus aliados y volvieron a Tenochtitlan como los nuevos Señores del Anahuac. Itzcoatl reacomodo la nobleza tecpaneca y puso en el trono de Tlacopan a Totoquihuatzin, nieto de Tezozomoc, pero Coyoacan y Azcapotzalco quedarían controlados directamente por el señor tenochca. Así quedo constituida la Triple Alianza de las ciudades de Tenochtitlan, Texcoco y Tlacopan, misma alianza que constituyo la herramienta perfecta para el engrandecimiento del poder de Mexico- Tenochtitlan tal y como lo habían soñado sus antiguos tlahtoani.Antes de concluir su gobierno, Itzcoatl llevo a cabo una conquista mas. En esta campaña, los ejércitos aliados ayudaron a los de Xiuhtepec que estaban en pugna contra los de Cuauhnahuac (Cuernavaca). Para sofocar la región enemiga, emprendieron la marcha por Ocuila, lo que permitió a los mexicah tener un conocimiento mas profundo sobre los progresos de los matlatzincas que con el tiempo serian sometidos a su poderío y liderazgo civilizador. Una vez conquistada Cuauhnahuac, luego quedaron sujetos los otros pueblos vecinos como Huitzilapan, Quetzallan, Zacualpan, Itztepec, Xiuhtepec, Yohuallan y Tepecoacuilco. Con lo anterior, puede afirmarse que el periodo en el que gobernó Itzcoatl fue decisivo para los mexicah, por un lado, la vida de esclavitud y humillación a la que habían sido sometidos había quedado atrás y por otro lado, se inicio un periodo de esplendor de un pueblo destinado a convertirse la civilización mas importante de su época.

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s