Huitzilihuitl: “El de la pluma de colibrí”

Huitzilihuitl fue el segundo Huei Tlahtoani de Tenochtitlan y su mandato duró de 1397 a 1418

Después de la muerte de Acamapichtli se reunieron los principales, ministros de culto y ancianos de los cuatro barrios en los que estaba dividida Tenochtitlan para designar al hombre que habría de suceder al primer Huei Tlahtoani de los mexicah. Cuenta la historia que uno de los ancianos hablo así:

“Ya veis, mexicanos, como nuestro Señor Acamapichtli es muerto ¿Quién os parece que será bueno elijamos por cabeza y señor de esta ciudad que nos ampare y defienda? Hablen todos con libertad, y digan quien es al que mas se inclinan, para que tenga el mando y se asiente en el estrado y silla de este gobierno, nos ampare y defienda de nuestros enemigos, porque muy en breve, según aviso de nuestro Señor Huitzilopochtli, nos será requerido las manos fuertes y el corazón animoso”.

Inmediatamente después, los principales se pusieron de acuerdo y eligieron a el hijo de Acamapichtli, un joven de nombre Huitzilihuitl de buen corazón, amable, valiente y de buenas y loables costumbres. No obstante, al ser muy joven, Huitzilihuitl no tenia esposa y los mexicah luego de coronarlo como su Segundo Señor fueron a buscarle esposa a Azcapotzalco para mejorar sus relaciones políticas con aquel reino que ya hace tiempo mantenía un inclemente yugo contra Tenochtitlan. Al llegar ante la presencia de Tezozomoc, rey de Azcapotzalco, la comitiva mexica hablo de esta manera:“Ved aquí gran señor, a vuestros pies a los pobres mexicanos esperando de vuestra benignidad una gracia, vednos aquí pendientes de vuestra boca y prontos a obedecer la menor de vuestras ordernes. Os solicitamos pues con el mas profundo respeto, que compadezcáis de vuestro amo y siervo tuyo Huitzilihuitl quien, encerrado entre las espesas cañas del lago, esta sin mujer y nosotros sin gran señora. Dignaos señor dejar escapar de tus manos una joya o alguna pluma de vuestras alas. Danos una de vuestras hijas, a fin de que venga a gobernar junto a Huitzilihuitl”. Se dice que el duro Tezozomoc quedo conmovido por la humildad con que se presentaron los mexicah ante él y accedió a su suplica, concediéndoles la mano de su hija Ayauhcihuatl y después de la ceremonia nupcial con el Segundo Huei Tlahtoani las relaciones mejoraron entre ambas ciudades y de entre aquella relación nació un hijo al que nombraron Chimalpopoca. Contento con su nieto, los extenuantes tributos que el Señor de Azcapotzalco solicitaba a los mexicah fueron considerablemente reducidos y aligerados, sin embargo, Tezozomoc siguió exigiendo todo tipo de aves del lago como tributo a fin de recordarles a los mexicah que aún estaban sometidos al su poderío territorial y tributario de los tecpanecas.

Asi las cosas, el segundo Huei Tlahtoani mexica empezó su gobierno con gran éxito. Su política económica estuvo orientada hacia el aumento de la producción agrícola y la construcción masiva de canoas, logrando un incremento en la actividad pesquera y mercantil. Gracias a esto, se pudieron obtener productos que no existían en Tenochtitlan, por ejemplo, piedra y cal. En el terreno militar, Huitzilihuitl tuvo el acierto de exigir el adiestramiento del ejercito para pelear con orden y método a bordo de canoas, pues al ser Tenochtitlan una isla, la preparación militar en tierra no era suficiente. Pero sin duda, el aspecto que mayor relevancia le dio el gobierno de Huitzilihuitl fue la legislación de leyes justas que con gran esmero elaboro para mantener el orden público, implantando castigos para los delitos mas comunes como el robo y la usurpación de tierras así como acerca del tipo de culto que debía darse en los templos y para ello se apoyo en las ideas religiosas de los toltecas así como en las tradiciones mexica.Fue en tiempos de Huitzilihuitl que se gestó la férrea alianza entre Tenochtitlan y Texcoco, producto de la boda entre Ixtlixochitl príncipe de los acolhuas y la hermana de Huitzilihuitl, la doncella Matlacihuatl. De esta pareja mexica-texcocana nació al poco tiempo (1402) Nezahualcoyotl, futuro rey de Texcoco y extraordinario personaje de la historia universal.

No obstante, a la muerte de Techotlala, padre de Ixtlilxochitl, Azcapotzalco decidió que era el momento de declarar la guerra al disminuido Texcoco, estallando esta contienda en 1411. Mientras tanto, empezó a manifestarse el odio que sentía Maxtla, hijo de Tezozomoc contra los mexicah. Cada dia su crueldad iba en aumento y el resentimiento de Tenochtitlan era cada vez mayor, sin embargo, enrolado en la guerra contra Texcoco, el hábil Tezozomoc sabia que en ese momento seria un grave error perder a sus aliados mexica, fue entonces que los tiempos de dificultad llegaron, pues Huitzilihuitl quedó atrapado en la disyuntiva de tener obedecer al Señor de Azcapotzalco de quien eran vasallos los mexicah y el mismo estaba casado con su hija o apoyar a los texcocanos en la guerra puesto que eran los únicos que habían tenido una buena armonía con los mexicanos desde la fundación de Tenochtitlan. Con total descontento Huitzilihuitl obligado al ser tributario de Azcapotzalco no tuvo otro camino que ir a la guerra en contra de su voluntad contra Texcoco y aunque tuvo muchas victorias militares incluyendo la muerte de Ixtlixochitl a manos de los tecpanecas, el segundo Huei Tlahtoani mexica también termino muerto en la misma guerra el año 1418, dejando una ilustre descendencia con sus 8 hijos, entre los cuales estuvo el príncipe Chimalpopoca, Motecuhzoma Ilhuicamina y Tlacaelel quienes a la postre, serían personajes definitorios y cruciales del futuro esplendoroso de Tenochtitlan.

Finalmente, si algo de bueno podemos decir de aquella guerra injusta que le toco vivir a Huitzilihuitl, es que a pesar de vivir bajo el yugo de los tecpanecas y VERSE FORZADO a guerrera contra los amigos texcocanos, es que gracias a ello, el ejercito mexica obtuvo experiencia y disciplina, misma de la que sacarían gran ventaja una vez llegado el momento de la rebelión final contra Azcapotzalco.

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s