Chimalpopoca: “el del escudo humeante”

Chimalpopoca fue el tercer Huei Tlahtoani de Tenochtitlan y su mandato duró de 1418 a 1427

Cuando la princesa tecpaneca Ayancihuatl concibió y dio luz al hijo del Huei Tlahtoani Huitzilihuitl, la noticia causó gran gozo y felicidad en Tenochtitlan. De inmediato dieron aviso a Tezozomoc el orgulloso abuelo, quien al recibir la buena nueva convocó a los tecpanecas y tomando en cuenta la fecha de nacimiento de su nuevo nieto y según los agüeros de sus astrólogos, mandó decir a los mexicah que el niño debería llamarse Chimalpopoca. Los años siguientes fueron de una tenue reconciliación o al menos de una tensa paz entre Azcapotzalco y Tenochtitlan, gracias al nacimiento del príncipe Chimalpopoca quien unió a ambos pueblos e hizo aligerar los duros tributos que exigían los tecpanecas hasta entonces. Sin embargo, esta buena vecindad no duro mucho, pues al poco tiempo murio Ayancihuatl, la madre de Chimalpopoca y con ello los de Azcapotzalco consideraron concluido el levantamiento de los tributos que recaían sobre los mexicah. Por esa misma época y para agravar las penas de los tenochca ocurrio tambien la muerte de Huitzilihuitl en la guerra, justo cuando Chimalpopoca tenia 11 años, no obstante, los mexicah decidieron convertirlo en su Huei Tlahtoani con tal de mantener de alguna forma los favores de Azcapotzalco debido al parentesco del niño con los tecpanecas. Una decisión sin duda arriesgada.La ceremonia de coronación de Chimalpopoca se realizo de la siguiente manera:

“… despues de sentarlo en el Tlacaicpalli y de ungirlo con el uli sagrado, vistieronlo con ichcahuipilli de guerrero y lo armaronde chimalli y maquahuitl”

Justo después de aquella solemne ceremonia donde el niño acompañado del Gran Consejo mexica juro lealtad y fidelidad a su pueblo doliente, los mexicah se dedicaron a conseguir agua potable para la ciudad, pues la que contenía el lago era salada y turbia. Para ello jugaron su carta, aprovechando que su nuevo Huei Tlahtoani era el nieto del poderoso Tezozomoc, Tenochtitlan envió una embajada a Azcapotzalco solicitando al señor de aquella ciudad les permitiera canalizar el agua desde Chapultepec hasta Tenochtitlan. Los tecpanecas después de considerar la ascendencia materna de Chimalpopoca y de verificar que dicha concesión no los perjudicaría en nada, accedieron a la petición. La estrategia de poner como Señor al jovencito Chimalpopoca nieto del Señor Tecpaneca comenzaba a dar réditos al menos en un principio.

No obstante, la suerte de los mexicah cambió, cuando al solicitar materiales de construcción como cal, arena, piedras y mano de obra a los tecpanecas, estos se sintieron insultados y los principales de Azcapotzalco hicieron ver que el Huei Tlahtoani Chimalpopoca estaba siendo “manipulado perversamente” por sus consejeros mexica para sacar ventaja de Azcapotzalco. En respuesta a la osada inteligencia de los mexicah, el castigo de sus opresores no se hizo esperar, pronto los de Tezozomoc, así como los de Coyoacan y Tacuba decidieron retirarle el agua a Tenochtitlan que antes les habian facilitado e incluso pensaron en exterminarlos. Para tal motivo, comenzaron una campaña de desprestigio contra los mexicah y en base a difamaciones, convencieron a los demás pueblos circundantes al lago de que no colaboraran o apoyaran a los mexicah, ni siquiera comerciar con ellos so pena de muerte. Para que se cumpliera aquella orden vil, los enemigos de Tenochtitlan colocaron guardias en los caminos con el fin de que ningún habitante de la ciudad pudiera salir por provisiones, ni recibirlas del exterior. El plan era matar de hambre a los habitantes de Tenochtitlan. Así pagaba Azcapotzalco a Tenochtitlan la entronización de su nieto.Sin embargo, al poco tiempo Tezozomoc se compadecio de su propia sangre y pidió que en el plan de exterminio de Tenochtitlan no fuera incluido Chimalpopoca, pero Maxtlaton, Tlacacuitlana y otros señores tecpanecas contestaron que no tenían por qué brindar ayuda a Chimalpopoca, puesto que su ascendencia tecpaneca era por la linea materna, y por tanto, se aprobaba la razón de darle muerte si este último se ponía al servicio de los enemigos de Azcapotzalco.

Así pues, la violencia y la dificultad marcaron el gobierno del muy joven Chimalpopoca, situación que se agravó cuando murió su abuelo Tezozomoc en 1427, quien dejó dicho que su sucesor debería ser Tayatzin y no su hijo mayor Maxtlaton a quien consideraba en extremo belicoso, pero a Maxtla no le agradó la decision de su padre y una vez que este falleció se rebelo contra su hermano y se hizo del poder de Azcapotzalco. Sin embargo, para mayor furia del usupardor, Tayatzin logró salvar la vida gracias a un aliado inesperado, el joven Chimalpopoca quien lo invitó a refigiarse en Tenochtitlan luego del Golpe de Estado de su traidor hermano. Una vez que Tayatzin entró en Tenochtitlan, se entrevistó con Chimalpopoca y juntos planearon la forma de derrotar a Maxtla, quien gracias a un espía, se enteró del plan en su contra y decidió acabar antes con los conspiradores. De ese modo, el ilegítimo Maxtla se adelantó a los planes de sus enemigos y asesinó a Tayatzin y enseguida mando a sus asesinos furtivos a cazar en secreto a los señores de Tenochtitlan y Tlaltelolco.Fue de ese modo, como encontraron su triste final ambos señores mexicah por mostrar su amistad y lealtad a Tayatzin el verdadero sucesor de Tezozomoc; por su parte, Tlacateotzin señor de Tlaltelolco fue muerto por una lanza que lo alcanzó mientras huía en una canoa y el jovencito Chimalpopoca (de apenas 20 años) fue asesinado en su propia cama mientras dormía en su palacio de Tenochtitlan en el mismo negro año de 1427, el año en que los mexicah entendieron que a veces la Razón y diplomacia no bastaban para hacerse respetar y valer entre las naciones. Una vez muerto su joven señor Chimalpopoca a manos de un asesino nocturno y quedando tendido sobre su blanco lecho, es como los mexicah entendieron que el camino único para su gloria, de ahora en adelante, seria la guerra… Se había acabado el dialogo de los Señores y empezaba el de las armas.

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s