El Paso Cenital solar ayudó a calcular la circunferencia de la Tierra (…y mas)

Empezamos esta publicación no hablando de Anahuac, sino de un antiguo personaje que vivió al otro lado del Atlántico y que en vida se comporto como un verdadero anahuaca, es decir, como un “Sabio Vigilante de los Cielos”, nos referimos al gran Eratóstenes quien fue matemático, astrónomo y geógrafo de origen caldeo (antigua Mesopotamia). Este hombre, alrededor del año 255 a. C fue nombrado director de la Biblioteca de Alejandría por el rey Ptolomeo Evegetes y trabajó con problemas de matemáticas, como la duplicación del cubo y los números primos. Hemos podido conocer algo de sus trabajos, merced a comentarios y citas de otros autores.

No obstante, una de las principales contribuciones de Eratostenes a la ciencia y a la astronomía fue su trabajo sobre la medición de la circunferencia de la Tierra. Según recoge la historia, estando en la Biblioteca de Alejandría, Eratostenes encontró un viejo papiro que contenía el informe de observaciones solares sobre Siena, una lejana ciudad situada a unos 800 Km. al sur de Alejandría, en la que se aseguraba que el día del solsticio de verano (21 de junio) al mediodía, los objetos verticales (como por ejemplo, los obeliscos) NO PRODUCÍAN SOMBRA y en el fondo de los pozos de agua podía verse la luz del sol entrando totalmente vertical. Esto se debía a que está ciudad Siena, está CASI sobre la línea del trópico, o para ser exactos esta en realidad, 33′ al norte del Trópico de Cáncer y dado que el 21 de junio de cada año, es cuando el Sol alcanza el Cenit sobre el Trópico de Cáncer, por ello los efectos del Sol Cenital son apreciables en Siena ese día; sin embargo, aquello era conocido por el Viejo Mundo como “Solsticio de Verano” puesto que la propia Alejandria, desconocía casi por completo el concepto y utilidad de la astronomía basada en el sol del cenit por estar fuera de la zona planetaria donde ocurre este fenómeno astronómico.

Con la información de aquel papiro, Eratóstenes realizó un viaje a Siena un día 21 de junio y con el apoyo de ayudantes, comprobó que en Alejandría, el mismo día y a la misma hora no se producía este mismo hecho de la “posición vertical del sol” que iluminaba el fondo de los pozos. Es decir, mientas en Siena las “sombras desaparecían”, al mismo tiempo en Alejandria estas se proyectaban alargadas y nítidas sobre el suelo. De tal suerte, el genio caldeo asumió de manera correcta que el Sol se encontraba a gran distancia y que sus rayos, al alcanzar la tierra, lo hacían en forma (prácticamente) paralela. Esto ratificaba su idea de que la superficie de la Tierra era curva pues, de haber sido plana, no se hubiese producido esta diferencia de sombras entre las dos ciudades. El siguiente paso para el descubrimiento de Eratostenes luego de su viaje a Siena, fue medir en Alejandría el ángulo que formaban los rayos del sol con la vertical que por construcción es igual al ángulo cuyo vértice está en el centro de la Tierra. Este ángulo resulto ser de 7º 12′ ( = 7’2º) que unido al hecho conocido de que la distancia entre las dos ciudades era de 5.000 estadios, dieron como conclusión que la circunferencia de la Tierra medía 360·5000/7’2; es decir, 250.000 estadios. Aunque no se tienen datos exactos, se sabe que el estadio equivale a unos 160 m (actualmente se suele tomar 158 m). Por tanto, 250.000 estadios son aproximadamente 250.000*160/1000 = 40.000 Km. Esto equivale a un radio de 6.366 Km. o 6.286 si tomamos los 158 m, contra los 6.371 Km. que son los admitidos hoy en día.

Las únicas herramientas de Eratóstenes fueron palos, ojos, pies, cerebro y sobre todo ATESTIGUAR UN PASO CENITAL SOLAR. Con estos elementos dedujo la circunferencia de la Tierra con un error bastante pequeño, lo que constituye un logro notable para el año en que tuvo lugar. Irónica y tristemente, se cuenta que este sabio observador del mundo y del cielo, desesperado tras perder la vista, se dejó morir de hambre a la edad de ochenta años (año 194 a.C., en Alejandría).

Ahora bien, hagamos una pausa y dejemos de lado al genio aislado de Eratostenes para lanzar una pregunta FUNDAMENTAL y que no necesita ser contestada por nadie, puesto que se responde a si misma:

… Si a Eratostenes le basto presenciar solamente una vez en su vida el Paso Cenital Solar (el cual desconocía) y con ello logro calcular el radio y circunferencia de la tierra en el siglo 3 A.C. auxiliado únicamente con dos palos clavados en el suelo, entonces: ¿Que clase de descubrimientos científicos que iban mas allá de medir la circunferencia de la Tierra, habrán logrado los Olmecas, Teotihuacanos, Zapotecas, Toltecas, Mayas y Aztecas que en sumatoria levantaron CIENTOS de observatorios solares donde MIDIERON, OBSERVARON, CELEBRARON, CALCULARON y ESTUDIARON el Paso Cenital solar (Tonalnepantla) CADA AÑO durante al menos 5 mil años de historia mesoamericana?!!!

No hacen falta mas explicaciones, con el humilde y grandioso ejemplo de Eratostones un sabio que se alejo de las fronteras de su mundo para ir hacia la tierra del cenit solar, ahora queda realmente claro, el tamaño de la perdida de CONOCIMIENTO que sufrió la humanidad cuando los oscurantistas como el fraile Landa, quemaron en la hoguera cientos de Libros-Codices Anahuacas, que sin duda, explicaban los mas hondos misterios de los astros y del mundo así como del real mecanismo del Universo, cosas que nuestra insipiente sociedad posmoderna de apenas 500 años de historia empieza a vislumbrar. Con Eratostenes y su encuentro fortuito con el Sol Cenital en la zona mas lejana de Egipto, Europa y el Viejo Mundo arañaron apenas la tremenda ciencia que Anahuac desarrollo con su astronomía apoyada en el Paso Cenital solar y para lo cual levantaron cientos de Tonalcalli (“Templos/Observatorios Solares”) a lo largo y ancho de Anahuac que fueron siendo ajustados y perfeccionados durante milenos y que tras la Invasión al Anahuac la mafia judeorromana y su retrograda religión antinaturalista desmantelo e ignoró, arrebatandole a la humanidad descubrimientos y sabiduría incalculable, haciéndola retroceder en decenas de siglos de evolución… (Un crimen que nunca nos cansaremos de denunciar hasta no ver restituida nuestra Ancestral Ciencia Sagrada)

Cuando se estudia la historia desde una perspectiva científica y objetiva, las mentiras del eurocentrismo que acusa de “atrasados” a los Padres Civilizadores anahuacas, simplemente apestan y caen sobre si mismas.

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s