La glamourosa Tenochtitlan

El “Huei Tlahtoani” Moctezuma Xocoyoztizn

Sería difícil encontrar una nación antigua que combinara la sencillez y sobriedad en su vestir junto a tanta galantería en su vida social y lujo en sus adornos personales como lo fue la sociedad mexica. Además de las plumas y joyas con que acostumbraban adornar sus vestidos, los habitantes de Tenochtitlan usaban arracadas, pendientes en el labio inferior y piezas estéticas en la nariz; collares, brazaletes en las muñecas y brazos, y así mismo ciertas argollas, a modo de musleras o tobilleras en las piernas. Las arracadas y pendientes de la gente común eran de concha, de cristal, de ámbar o alguna otra piedra brillante; pero la clase alta usaba perlas, esmeraldas, amatistas u otras piedras montadas en oro.

Todos los mexicah usaban el pelo largo y se consideraban deshorandos si se les cortaba o rasuraba, a excepción de las mujeres castas consagradas al servicio de los templos. Las mujeres jóvenes usaban el pelo suelto generalmente y las casadas lo llevaban dignamente recogido; en cambio, los hombres le daban diferentes formas varoniles a su peinado y adornaban sus cabezas con bellas plumas cuando se trataba de acudir a una ceremonia o cuando iban a la guerra. Incluso para las festividades, algunos se pintaban el cuerpo con bellos y originales diseños, por ello, era común ver que en la mañana del día en que se concertaba un baile iban al mercado pintores y pintoras con pinceles y muchos colores y pintaban a los que deseaban danzar, la cara, los brazos y las piernas, según lo deseaban o la ocasión lo requería. Los templos y oratorios donde se desarrollaban las festividades se aromatizaban con exquisitos perfumes y se decoraban con enramadas de flores finamente seleccionadas. Se sabe que el uso de flores tenia gran demanda en Tenochtitlan, tanto por el placer que sentían por ellas, cuanto por la costumbre que existía por regalar flores a los señores, embajadores y personas de alto rango.

La norma entre los habitantes tenochcas era bañarse dos veces al día como mínimo, incluso la etiqueta en las cortes consistía que tanto al principiar como al finalizar cada reunión o banquete, se daba agua perfumada para las manos y las blancas servilletas que se usaban para tales ocasiones no se volvían a usar por segunda vez. Después de comer, los señores acostumbraban prepararse con humo de fino tabaco para dormir plácidamente. Las dulces voces de las mujeres cantoras y sus delicados bailes eran el marco que amenizaba los banquetes en los cuales, nunca se servía dos veces el mismo menú, pues los señores se alimentaban con gran variedad de viandas, salsas y especias, guisos y manjares de cuantos animales, frutas, verduras y pescados tenían.

En cuanto a la decoración de sus salones, era común entre los mexicah, el uso de cornisas pintadas con grecas de elegante diseño. Les gustaba mucho los adornos de piedra que tenían formas ondulantes o de serpiente muy estilizadas para sus puertas y aberturas, y en algunos edificios suyos había grandes serpientes totalmente hechas de piedra en actitud de morderse la cola después de haber enroscado sus cuerpos en todas las entradas y columnas de la casa. Igualmente eran altamente estimados los trabajos de mosaicos para pisos y techos, realizados con primorosas formas y delicados entramados geométricos.

***
Pueblo de la Luna / Calmecac Metzitzin

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

¡¡¡Síguenos en las redes y dale “Me gusta”!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s