“Palabra Florida” significa hablar con la Verdad

Un verdadero mexica procura que sus palabras sean mejor que su silencio. Según se sabe, al graduarse del Calmecac de Tenochtitlan, los egresados eran reconocidos bajo el título de “Nehmatcatlatoanime”, es decir, “Personas prudentes al hablar” y hoy siglo XXI es cuando nos damos cuenta cuan falta nos hacen hombres y mujeres con ese honorable título. Sufrimos una crisis de valores humanos dentro de nuestra sociedad actual y el movimiento mexicanista no escapa a ello, pues tristemente vemos en los grupos de la Mexicayotl y Toltecayotl a los verdaderos guardianes y esforzados maestros resistiendo a una andanada de impostores mercenarios e improvisados charlatanes con mucha labia, una demasía de acólitos de la New Age y demás infecciones ideológicas que creen que sus vacíos discursos que distorsionan la Alta Filosofía anahuaca deben ser oídos y aplaudidos solo porque saben terminarlos amablemente con la frase “Ometeotl / Tlazo´camati”… La “palabra florida” era el don de los Señores Mexicah y no solo por refinados, sino por sobrehumanos, pues para decir la Verdad de forma bella solo los hombres valientes y sabios.

Sobre el valor de la Palabra Florida Nuestro Señor Motecuhzoma Xocoyotzin cierto día dio una gran lección a su Consejo Supremo (Huei Tlahtocan) y ello no es de extrañar, pues Moctezuma II desde muy temprana edad, durante su juventud y en su época de Huei Tlahtoani de Tenochtitlan se destacó por ser un hombre virtuoso, reservado y sabio. Uno de los mayores rasgos de su gobierno fue el hacer cumplir las leyes con rigor y conservar intacto el legado y los consejos de los Sabios Aztecas, ancestros directos de los mexicah y una buena prueba de ello es la siguiente anécdota recogida en las fuentes.Se cuenta que cierto día Moctezuma mientras se hallaba recorriendo sus dominios, cedió al impulso de cortar unas mazorcas de maíz particularmente bellas. Luego, se dice buscó al dueño del huerto para pedirle su permiso. Pero este ya lo había visto cortando las mazorcas y reconvino al tlahtoani con estas palabras:

“Señor tan alto y poderoso, ¿como te atreves a llevar esas dos mazorcas que me hurtaste?, ¿No fuiste tú, señor, quien nos diste por ley que el que hurtara una mazorca o su valor podía ser castigado de muerte?”

El Huei Tlahtoani al escuchar esas francas palabras quiso devolverle las mazorcas a su dueño, pero el hombre se lo impide diciéndole lo siguiente:

“Señor no era mi intención reprenderte, pues la milpa, y yo, mi esposa y mis hijos te pertenecemos; solo quería hacerte una broma…”

Entonces , a cambio de las mazorcas, Moctezuma le dio su valioso manto real al amable hombre.Según prosigue esta historia, al día siguiente de dicho evento en el huerto, Moctezuma ordeno que llevaran al “hombre bromista” ante su presencia en el Palacio. Presa del terror, el hombre convocado quiso huir pero los guardias se lo impidieron prometiendole que no le iba pasar nada. Al verlo llegar, Moctezuma le dijo a los nobles señores que lo rodeaban:”Ese es el hombre que me robo mi manto ayer”Se produjo una gran indignación y bullicio al interior del Palacio, Moctezuma solicito a los presentes que se tranquilizaran y luego de dejar pasar unos segundos en tenso silencio, quedo satisfecho de haber podido devolverle su broma al gracioso hombre y prosiguió dirigiéndose a Supremo Consejo:

“Este humilde hombre tiene mas firmeza y valor que todos nosotros. Tuvo la audacia de hacerme ver que yo mismo quebrante mi propia ley, y se atrevió a tomar flores por palabras, es decir, me hablo de frente con la verdad… eso es lo que espero de ustedes Señores, que no olviden que la palabra florida es HABLAR CON LA VERDAD, no decir palabras halagadoras o elegantes para esperar un favor a cambio”

Esta historia concluye así, aquel hombre humilde poseedor de la “Flor de la Palabra” fue convertido ese mismo día Señor de Xochimilco por solicitud de Moctezuma quien desde entonces lo considero pariente suyo… ese fue Nuestro Gran Moctezuma, el Magnifico “Señor que se hacia respetar” (y que hacia respetar y honrar a los hombres floridos).

Moctezuma Xocoyotzin mandaba porque sabia hablar con la verdad…

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s