El saludo ritual al Sol

El Sol es “aquel que va irradiando”

Cuando amanecía en el Anahuac, la primera ofrenda que se realizaba era saludar al Sol. Según las fuentes históricas el rito y rezo con la cara al astro rey comenzaba así:

“Todos los días del mundo los antiguos mexicanos ofrecían una gota de sangre y humo de copal al sol luego en saliendo por la mañana alzaban las manos al cielo con sus ofrendas y decían: Ya ha salido Tonatiuh, el Tonametl Xiuhpiltontli Cuauhtleoanitl (el sol), no sabemos como cumplirá su camino este día, ni sabemos si ocurrirá algún infortunio a las personas… Y luego enderezaban sus palabras al mismo sol, gritando: ¡Señor nuestro, haced prósperamente vuestro oficio!”

La gota de sangre representaba al sol apareciendo tras de las montañas al alba, y al mismo tiempo la sangre humana era la ofrenda por excelencia a la Divinidad, pues dentro del “liquido preciado” se decía que estaban integrados los 5 Elementos del Universo, que son el fuego (tletl), agua (atl), tierra (tlalli), aire (ehecatl) y la vida (yolia). Durante todo el día, el Señor de la Casa de las Flautas era el encargado de marcar el paso de las horas haciendo un toque de caracol desde lo alto del Templo Mayor y en los momentos del alba, mediodía, atardecer y media noche, por turnos los distintos Señores mexicah ofrecían cuatro veces gotas de sangre al sol punzándose la piel con espinas de maguey y luego todos juntos se reunian en el momento del ocaso, ofreciendo humo de copal, saludaban a la noche diciendo: “¡el señor de la noche ya ha salido, que se llama Youaltecuhtli (Señor Invisible), no sabemos como hará su oficio o su curso, pero el nos ha de traer mensajes en forma de nuestros sueños!”

Era el Sol junto al preciado Maiz, la Dualidad principal de la Cosmovisión azteca y los dos elementos mas sagrados en torno a los cuales giraba toda la Religión, Ciencia y Sociedad de nuestros sabios antiguos mexicanos. Honremos su memoria y vivamos robusteciendo nuestro cuerpo y alma, sembrando y comiendo Maíz y cuando la negra hora nos llegue elijamos morir de cara al Sol.

***
“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

¡¡¡Siguenos en las redes y dale “Me Gusta”!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s