Divino Motecuhzoma: “Soberano del mundo”.

La falseada versión eurocentrista nos habla de que supuestamente el “Huei Tlahtoani” Moctezuma Xocoyotzin creyó que el ordinario invasor Hernán Cortes era un dios, cuando la realidad apunta, a que eran precisamente los enemigos de los mexicah quienes veían a Moctezuma como un hombre casi divino y omnipotente, a tal grado que el propio Cortés entró en sugestión al oír hablar de él y quedó fascinando, obsesionado, con la sola posibilidad de conocerle en persona para constatar aquellos relatos populares que divinizaban al gran Señor de Tenochtitlan. Incluso el capitán castellano en una de sus cartas al monarca Carlos V, describió a Moctezuma de la siguiente manera: “… creo que entre todos los sultanes y príncipes infieles conocidos, no existe ninguno que pueda vanagloriarse de ser servido y venerado con mayor magnificiencia que este nombrado Montezuma”

Tanto era el respeto y culto hacia la personalidad de Moctezuma por todo el Anahuac, que cuando los hispanos desembarcaron por primera vez en las costas del actual Golfo de México, al ir preguntando a los pobladores que se encontraron a su paso, de “quien” eran vasallos, éstos contestaban extrañados a los extranjeros:

“¿Que pregunta es esa?, pues ¿de quien mas se puede ser vasallo? si no de Nuestro Señor Moctezuma, el soberano del mundo”

No obstante, mas alla de contrastar ambas versiones de la historia para tomar una postura coherente, si hay algo seguro entre toda esta confusión, es que sus contemporáneos vieron en Moctezuma a un súper hombre, un genio, un “iluminado”, pues su propia designación como Huei Tlahtoani fue abrumadoramente votada a su favor, fue Moctezuma quien reformó y perfeccionó el Calendario de Anáhuac y el legado de conocimiento astronómico que nos dejó, sigue siendo hasta nuestros días motivo de fascinación, pues sobre su encargo se realizaron icónicas esculturas-libro (“La Piedra de los Soles” y la “Coatlicue”) y se llevaron a cabo correcciones o edificaciones de nuevos Templos astronómicos (Ejemplo: el extraordinario Templo monolítico de Malinalco tallado sobre la montaña o los ajustes arqueoastronomicos realizados al Templo Mayor). Incluso, Moctezuma como nadie antes, ensanchó la gloria de Tenochtitlan y limpió de corrupción el poder de la Triple Alianza. Con todo lo anterior, no queda mas que aceptar que es muy creíble la versión que apunta a que propios y extraños, vieron en Moctezuma a un “ser superior”…. alguien tocado por la Divinidad y la Razón.

Finalmente, registra la historia que días después de cuando Moctezuma y Cortés se conocieron, el gran Señor Mexica visitó el palacio tenochca donde había dado alojamiento al impresionado capitán castellano, y ante la presencia de su corte y huéspedes, el mismo hizo levantar sus vestiduras para descubrir su torso, para luego con estas palabras disipar las dudas y poner fin a su mala fama de “arrogante rey”:

“… No creais mas de lo que por vuestros ojos veredes, en especial de lo que te digan aquellos que son mis enemigos… ellos te han dicho que yo soy un ser superior o un dios y otras muchas cosas… A mi veisme aqui que soy de carne y hueso como vos y como cada uno, y que soy mortal y palpable”

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s