En Anahuac no habia ateísmo

Los mexicah se asumian colaboradores de la Creación y nunca negaron la existencia de un Creador Supremo, por lo cual, las versiones de la “Nueva Era” que afirman que en el Anahuac no existia el concepto de “dios”, es simple y llanamente desinformación sin sustento. El “ateísmo” es un invento occidental, una corriente ideológica del siglo XVIII que nada tiene que ver con Anahuac, un escepticismo pseudo científico que fue concebido en las logias europeas para competir contra la popularidad política del Vaticano en el “Viejo Mundo”, en los albores de la revolución francesa. Así nació el ateismo, como un invento político de la época moderna y un instrumento de contrapresión católica. Nada más.

Pero, los pleitos de los racionalistas ateos y los fanáticos idolatras europeos NO son asunto de Anahuac, pues aquí en estas tierras milenarias en donde caminó alguna vez el sublime Ce Acatl Topiltzin, el genio Nezahualcoyotl o el reformador Moctezuma, la Religión y la Ciencia no estaban peleadas, ni eran vistas como cosas separadas, al contrario, eran COMPLEMENTOS una de la otra, ambas se conjugaban en los templos sagrados para EXPLICAR EL UNIVERSO, pues eran los sabios “tlamacazqui” guardianes de las teocalli, los que hablaban de la matemática celeste a sus aprendices, al mismo tiempo que reverenciaban con rezos y humo de copal la perfección de la Naturaleza y sus ciclos. Quienes separan la Religión de la Ciencia y la Ciencia de la Religión son precisamente los ideologos occidentales, no Anahuac. Por eso Europa pasó del oscurantismo al capitalismo directamente, porque nunca han podido conciliar lo racional con lo divino. Occidente es una civilización fallida y con su errores nos quiere arrastrar hacia una mentalidad antinatural.

Todas las VERDADERAS grandes mentes de la humanidad, han tenido la humildad intelectual de reconocer que este diseño perfecto llamado COSMOS, solo pudo surgir de una MENTE SUPERIOR, y la ciencia actual sospecha que el equilibrio de las fuerzas antagónicas solo puede ser posible, gracias a una VOLUNTAD PENSANTE Y SENSIBLE, capaz de concebir y plasmar un funcionamiento inteligente en cada cosa, desde la bacteria mas sencilla hasta los grandes cúmulos de estrellas y sus tremendas fuerzas fisicas. Todo en la Creación esta vivo, porque de algo vivo nació a su vez. En el Anahuac, no habia ateísmo, eso es desinformación moderna, lo único que estaba en duda en la mente anahuaca, era el merecimiento del hombre de poder continuar reinando sobre la tierra, si éste seguía despreciando la encomienda divina de perfeccionar y cuidar su entorno.

Tú, mexicano que estas redescubriendo tus raíces, no te dejes atrapar por las trampas extranjeras que intentan explicar la Cosmogonia y espiritualidad de Anahuac desde las visiones extremas de la falacia ateísta (sin “dios”) o de la difamación idólatra politeísta (mil “dioses”), pues los mexicanos, somos herederos de una real RELIGIÓN CIENTIFICA, que ansiaba entender con números y ciencia a la Creación, pero sin dejar de agradecerle con cantos y danzas al único INVENTOR DE TODO (Moyocoyani).

Estimado lector, te dejamos con el siguiente fragmento de un poema del gran Nezahualcoyotl, confiando que luego de leer estas profundas líneas del Señor de Texcoco, seas capaz de conectarte con la AUTENTICA forma de pensamiento del antiguo Anahuac: el TEISMO mas ETICO en la historia de la humanidad.

///

“Nos enloquece el Dador de la Vida”

No en parte alguna puede estar la casa del Inventor de sí mismo.
El Creador, el señor nuestro, por todas partes es invocado,
por todas partes es también venerado.

Se busca su gloria, su fama en la tierra.
Él es quien inventa las cosas,
él es quien se inventa a sí mismo: El Creador.
Por todas partes es también venerado.
Se busca su gloria, su fama en la tierra.

Nadie puede aquí,
nadie puede ser amigo
del Dador de la Vida;
sólo es invocado,
a su lado,
junto a él,
se puede vivir en la tierra.

El que lo encuentra
tan sólo sabe bien esto: él es invocado;
a su lado, junto a él,
se puede vivir en la tierra.

Nadie en verdad
es tu amigo,
¡oh Dador de la Vida!
Sólo como si entre las flores
buscáramos a alguien,
así te buscamos,
nosotros que vivimos en la tierra,
mientras estamos a tu lado.

Se hastiará tu corazón,
sólo por poco tiempo
estaremos junto a ti y a tu lado.

Nos enloquece el Dador de la Vida,
nos embriaga aquí.

Nadie puede estar acaso a su lado,
tener éxito, reinar en la tierra.

Sólo tú alteras las cosas,
como lo sabe nuestro corazón:
nadie puede estar acaso a su lado,
tener éxito, reinar en la tierra.

///

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s