Códice de la Peregrinación. Capitulo 19: “Trece veces veinte”

Chimalpahin y Tezozomoc al hablar del año 2-Caña (1299) menciona la Quinta Ceremonia del Fuego Nuevo de la peregrinación; el año que dichos cronistas proporcionan, así como los acontecimientos, nos ubican dentro del periodo de tiempo correcto, con la duración de peregrinaje azteca en 260 años en total. No obstante, los eventos ocurridos durante el año 2-Caña (1299), son confundidos por otros cronistas con los sucedidos en el anterior año 2-Caña (1247). Asi, Chimalpahin, al hablar de Huitzilihuitl nos dice que: “fue apresado por los culhuas y llevado con ellos a Colhuacan, en donde le dieron muerte. Había gobernado a los mexicas durante 73 años”.

Sobre el año 2-Caña (1299), el mismo Chimalpahin nos dice:

“… este mismo año los mexicanos salieron de la ciudad de Colhuacan y se marcharon hacia Tizapan. Antes se habían ido a refugiar a Acocolco Aztacalco, que ahora se llama Xantcopincan, pero tuvieron arreglos para trasladarse a Tizapan en este año 2-Caña. Allí en Acocolco Aztacalco hicieron la quinta atadura de sus años bajo el dominio de Coxcoxtli, jefe culhua”.

Y sobre este mismo punto, Tezozomoc nos comenta:

“Y en el mencionado año 2-Caña, 1299 años, en nuestro atado de año cuando allá vinieron a entrar al poblado de Culhuacan los mexicanos, hace ya diez cuentas anuales y una veintena con quince y un año de allá hacia acá salieron de su casa Aztlan, todos por todas partes anduvieron hacia acá por el camino, entonces allá se vinieron a asentar en Culhuacan cuando el mencionado rey Coxcoxtli… allá se vinieron a asentar en el mencionado 2-Caña, cuando allá pusieron luego a Tenochtzin para que capitaneara a los mexicanos, allá ataron su año por quinta vez…”

Diez cuentas anuales y una veintena, menciona el cronista. Pues bien, las cuentas descritas son de 20 años cada una, lo que darían 20×10 + 20 = 220; mas 15 y un año serian 220 + 15 +1 = 236 años, misma cantidad de años “que hacían ya, desde que habían salido de su casa Aztlan” lo cual, sumado al año 1-Pedernal (1064) en que comenzó la Peregrinación, resulta el año 1300 (1064 + 236). Por tanto, la diferencia respecto del año 2-Caña (1299) es de apenas 1 año, mismo año que será compensado cuando se afirma que la Fundación de Tenochtitlan sucedió en el año 1325 (2-Casa), posterior a un año 1-Pedernal (1325) y que es el mismo año anahuaca en que inicia y termina a su vez la larga peregrinación de 260 años (la sagrada cantidad de “trece veces veinte”). Son los años “Uno Pedernal”, según las cuentas, años clave y de gran simbolismo, pues son inicios de una trecena (tlalpilli) y principio de un gran ciclo cósmico y es a su vez, el 260 (13 x 20), el numero que según la Cosmogonía nahua, definía la relación estrecha entre los hombres y el Cielo, la divina cuenta circular de las “trecenas y las veintenas”.

Acerca del atado de años o Ceremonia de Fuego Nuevo, los aztecas-mexicah celebraron en total 9 durante toda su historia registrada. Según el Códice de la Peregrinación, el primer encendido del Fuego Nuevo fue en Coatepec en el año 2-Caña (1091) como se ve en la Lamina 6; el segundo encendido fue en Tzompanco en el siguiente año 2-Caña (1143) de la Lamina 10. El tercero fue en Tecpayotepec, el año 2-Caña (1195) de la Lamina 15. La cuarta ceremonia en Chapultepec, en el 2-Caña (1247) de la Lamina 19 y la quinta, como vimos, en el 2-Caña correspondiente al año 1299. Posteriormente, las subsecuentes Ceremonias del Fuego Nuevo, se realizaron en los tiempos de Tenochtitlan, siendo la sexta en el año 2-Caña del 1351, la séptima en el 2-Caña del 1403, la octava en el 2-Caña del 1455 y la novena y última en el 2-Caña del 1507 (presidida por el legendario Huey Tlahtoani Motecuhzoma Xocoyotl). Todas estas 9 ceremonias fueron de vital importancia para los aztecas, y muestra de ello es su nombre originario, Toxiuhmolpilli, que bien puede traducirse como “Nuestro fuego del que dependemos”, refiriéndose con ello a la Energía Solar. Esta conmemoración se hacía cada 52 años y una vez establecida la gran ciudad de Tenochtitlan se efectuaron en el Templo Mayor y la última el Cerro de la Estrella (“Huizachtepetl”) en Iztapalapa. Fiestas cósmicas y trascendentales donde se realizaba el agüero de “renovar la permanencia de la humanidad”, una piadosa misión sagrada que garantizaba a su vez, ¡que nadie en el mundo podría destruir jamás ni borrar la gloria, la honra y la fama de Mexico-Tenochtitlan!

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Fuentes:

Códice Aubin (Codice de 1576), Red Innovacion, Mexico, 1979.

Codice Chimalpopoca o Anales de Cuauhtitlan, 2da edición Primo Feliciano, Instituto de Investigaciones Historicas, UNAM, Mexico, 1975,

Relaciones originales de Chalco Amaquemecan, Chimalpahin Cuauhtlehuanitzin, Fondo de Cultura Economica, Mexico 1965.

El Peregrinar de los Aztecas, Ángel Raúl López Navarro, Grupo Editorial Tomo, Mexico, 2004.

Crónica Mexicayotl, Tezozomoc, Fernando Alvarado. Instituto de Investigaciones Historicas, UNAM, México, 1975.

Tira de la Peregrinación de los Mexis, Luciano Contreras, Tlamachtiloyan Zoltepec, Mexico, 2013

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s