Prueba de medición 2do. Paso Cenital solar: Santuario de Tenochtitlan.

Tlalmanalli. Fiesta de la Fundación 2019

En el marco de la Magna Ceremonia del aniversario 694° de la Fundación de Mexico-Tenochtitlan y como parte del Proyecto cultural y ritual “Ruta del Águila Cenital” que impulsa nuestra organización “Metzitzin/Pueblo de la Luna” (también integrante del Comité organizador de la Ceremonia, “Tenochtitlan Vive”), tuvimos el privilegio de poder instalar nuestro ALTAR DE OBSERVACIÓN del sol cenital (maqueta roja de la imagen superior) en la zona del Tapete ceremonial central (“Tlalmanalli”) en torno al cual, se desarrolló la colectiva y sagrada danza mexica-anahuaca, realizada por miles de personas amantes de nuestra cultura ancestral mexicana, mismas que se dieron cita en el Zócalo capitalino CDMX el pasado día 26 de julio de 2019.

Es importante señalar, que nuestro Proyecto “Ruta del Águila Cenital” está pensado para seguir los pasos del sol en su viaje por nuestras tierras mexicanas, es decir, mediante el uso e implementación de artefactos medidores y programas computacionales, calculamos las fechas en que sucede el evento astronómico denominado “Paso Cenital solar” en las distintas latitudes del país, para luego, viajar hasta dichos sitios, e ir capturando en vídeo o imagen el MOMENTO EXACTO de este fenómeno celeste en cada uno de los santuarios anahuacas (zonas arqueológicas), llevando en nuestro haber la visita a lugares como Teotihuacan, Tula, Cuicuilco, Xochicalco, Tetzcotzinco, etc; y en esta ocasión, tocó el turno al centro de Tenochtitlan (Templo Mayor), mismo punto que recibe su segundo Paso Cenital solar del año, cada día 26 de julio, misma fecha en que se realiza la Fiesta de la Fundación de la gran capital Mexica-Tenochca.

En lo que respecta a los resultados de esta prueba montada para tan solemne fecha, nuestro ALTAR DE OBSERVACIÓN o MEDICIÓN, fue diseñado con dos sistemas paralelos para medir o percibir directamente los efectos del “sol en el cenit”, para de ese modo garantizar los resultados y así poder determinar por dos métodos independientes, si en realidad aconteció o no, el Segundo Paso Cenital solar durante la fiesta de la fundación. Antes de pasar a las conclusiones, es importante resaltar, que anticipadamente el equipo de la “Ruta del Águila Cenital”, ya había determinado mediante cálculos astronómicos previos, que en efecto, el Segundo Paso Cenital solar en la latitud del centro capitalino (Latitud 19.45° Norte) debería de suceder a las 13:43hrs el día 26 de julio, tal y como muestra la captura de pantalla del software de aplicación que utilizamos y que a continuación compartimos.

Captura de pantalla, calculo del 2do Paso Cenital, centro CDMX.

Dichos sistemas paralelos de medición instalados en nuestro artefacto Altar de diseño y manufactura propia del “Pueblo de la Luna” son:

Método 1: Proyección de la sombra

Gnomones cilindricos. Lados norte y sur de la escalinata

En la parte frontal de la maqueta altar, en ambos lados de la escalinata central (como se puede apreciar en la imagen) están dispuestos en posición perfectamente vertical, dos puntales cilíndricos de superficie blanca y lisa, con una altura de 30cm cada uno, altura suficiente para proyectar una sombra nítida y visible sobre el plano horizontal en que se encuentran. Ambos cilindros, funcionan a manera de “gnómones de transito solar” y su sombra proyectada es correlativa a la posición del sol, por tanto, la única posibilidad de que dichos “gnómones” no emitieran sombra alguna durante la Ceremonia, seria cuando el sol se encontrara en su mayor ángulo de elevación, es decir, cuando se ubicara totalmente perpendicular al plano del Centro Histórico capitalino (zócalo).

No obstante, este sistema de detección por “anulación de sombras” no fue concluyente, pues en la mencionada fecha de la prueba (26 de julio 2019) la condición climática imperante durante todo el día fue de cielo muy nublado, por lo cual, el nivel de luminosidad natural (luxes) fue muy bajo, una situación adversa que obstaculizó apreciar sombras definidas y nítidas sobre el terreno, por lo cual, podemos afirmar que este sistema de “gnómones” no arrojó un resultado concluyente al encontrarse en un escenario nublado y de poca luminosidad natural.

Método 2: Refracción lumínica mas tiro vertical

El segundo método de medición del Paso Cenital solar disponible en el Altar de Observación, consiste en la implementación de un tiro vertical de luz desde el techo o tapa superior de la maqueta. Este segundo sistema, está conformado en primer lugar, por una “cámara oscura” (el interior del templo-maqueta) donde se encuentra suspendido un tubo de 40cm de largo y de material no reflejante. Mismo tubo recto está instalado de tal manera, para que intencionalmente solo deje pasar la luz exterior a la cámara cuando un haz de luz solar llegue a 90° de incidencia; no obstante, la forma de garantizar que dicho haz de luz, totalmente vertical, se vuelva perceptible al observador, es gracias a la ayuda de un cubo óptico de refracción lumínica (que llamamos “Chalchihuitl”), el cual esta apostado en el plexo solar de una escultura “Chac Mool” centrada justo debajo del borde del tubo descendente, de tal suerte, dicho cubo de cristal óptico capta el rayo penetrante y al momento, logra descomponerlo en frecuencias de luz visibles al ojo humano (haces de luz azul, amarillo, verde y rojo). Dicho sea de paso, esta descomposición de la luz en sus colores primarios, premeditamente fue implementado en este artefacto-altar para servir de evocación a los “Cuatro Rumbos”: Tlahuiztlampa, Mictlampa, Cihuatlampa y Huitztlampa, que son las cuatro partes en las que se dividía el Universo según la Cosmogonía de Anahuac.

Camara oscura y Tiro vertical (tubo suspendido 90°)

Al respecto de este segundo método de medición, los resultados fueron satisfactorios, pues a pesar de que el bajo nivel lumínico de la luz natural durante toda la Ceremonia no favoreció al primer sistema de “cilindros”, para este segundo caso, la luz solar fue lo suficientemente eficaz para poder ser captada por el cubo refractor y atravezar el tiro vertical. La imagen mostrada a continuación, es la prueba visual de como realmente un haz de luz penetró por el tiro vertical y fue refractado por el prisma verificador, el cual emitió a su vez en la dirección sur (Huitztlampa), un haz de color azul que se proyectó en la “mejilla” del Chac Mool en el MOMENTO EXACTO del evento astronómico esperado.

Haz de luz azul en dirección sur

Por lo anterior, podemos concluir que efectivamente el Paso Cenital Solar sí ocurrió el pasado día 26 de julio a las 13:43hrs en la latitud del centro de la Ciudad de México, dato verificado por la prueba del sistema doble de medición del tiro vertical más refracción lumínica. Con esto queda confirmada la teoría y el cálculo astronómico previos, presentados al inicio de este reporte. Muchas gracias.

Nota: Como dato anecdotico, en el justo instante del suceso del Paso Cenital solar en la Ceremonia, el cielo se abrió por breves segundos, dejando asomar al Sol que iluminó con todo su aplomo la plancha del zócalo, para luego volver a quedar opacado entre a cerradas nubes grises. A la par de aquel fugaz cielo despejado, inesperadamente apareció un grupo de libélulas que sobrevolaron por encima a la congregación de personas expectantes y sorprendidas por la extraña y maravillosa coincidencia.

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Un comentario sobre “Prueba de medición 2do. Paso Cenital solar: Santuario de Tenochtitlan.

  1. Excelente artículo Tecuhzoma Teutlahua! Es primordial hacer demostraciones científicas para que ya no se piense que los ancestros mexicah eran supersiticiosos y politeístas. “Su religión era la ciencia, y la cienca su religión”. Por ese tipo de fenómenos es que los abuelos comprendían que todo está vivo en el eterno universo y tienen una conciencia que les es inmanente, las montañas, lor ríos, las selvas, los árboles, los volcanes, nuestro padre Sol Tonatihu, las estrellas, las galaxias, etc. Es por ello es que tuvimos la gran fortuna de vivenciar algo inédito e inesperado: “El cielo se abrió por breves segundos, dejando asomar al Sol que iluminó con todo su aplomo la plancha del zócalo, para luego volver a quedar opacado entre a cerradas nubes grises.” Tlazohkamati por compartir y felicitaciones al Pueblo de la Luna por su esmero en el altar solar y dedicación a realizar una comprobación astronómica y científica. Ometeotl 🌞

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s