Santuario de Cempoala

“Templo de Cempoala”. 1er. Paso Cenital: 17 de mayo. Latitud: 19.5; CDMX.

Cronológia: Posclásico, 900 a 1521 d. C.

Significado: La palabra Cempoala (Zempoala) deriva del náhuatl y tiene dos significados, el primero es “abundancia de agua” y el segundo “lugar de veinte o veintena”, aludiendo probablemente a los 20 poblados que integraban al sitio o a sus actividades comerciales, realizadas cada 20 días. Debido a su extensión y sus numerosos edificios, el sitio llamó poderosamente la atención a los primeros españoles, quienes lo nombraron “Sevilla” o “Villaviciosa”.


Contexto: Cempoala es una de las ciudades más importantes de la Costa del Golfo. Aunque hay evidencias del estilo Olmeca en el asentamiento, fue hacia el periodo Posclásico, capital de los Totonacas, dominando una gran parte del territorio de Veracruz y el norte del Estado de Puebla, en donde convivían Totonacas, Chinantecas y Zapotecas; reuniendo alrededor de 50 pueblos. En su época más importante Cempoala llegó tener 25 o 30 mil habitantes. Una de sus características más sobresalientes es un conjunto de anillos escalonados que de acuerdo con algunos investigadores era una herramienta construida con la finalidad de computar el tiempo.

En 1519, cuando Hernán Cortés arriba con sus huestes a Cempoala (o Zempoala), Veracruz, los totonacas se asentaban en un territorio menor al que ocuparan siglos atrás. El dominio ejercido por los nahuas fue determinante en la contracción de los antiguos límites del llamado Totonacapan, a partir de su sometimiento a la Triple Alianza. El inicio del desarrollo de las culturas del centro de Veracruz se ha fijado entre 100 y 200 d.C. La presencia totonaca en el Tajín hacia el siglo IX, empieza a declinar una centuria después sin alcanzar nunca una población comparable a la de Cotaxtla, Quiahuiztlan, Misantla, Zacatlán, Cuauhtochco y Cempoala, en particular (Ochoa, 1990). Según Francisco Domínguez, en su Doctrina cristiana, “totonaca” significa “tres corazones”, término que acuña Jerónimo de Mendieta en la Historia eclesiástica indiana.

Se han identificado los elementos distintivos de la cultura totonaca prehispánica: yugos, palmas, hachas votivas, figurillas sonrientes, escultura monumental de barro, estilo arquitectónico de Yohualichan y Tajín, etc., pero las investigaciones no aportan evidencias de la ocupación del Totonacapan en sus diferentes etapas culturales. Conforme a esta línea argumental, se plantea la necesidad de redefinir la noción de Totonacapan, cuestionando una supuesta continuidad étnica desde la fase denominada Remojadas Inferior (Vázquez Zárate, 1999). La mayoría de los investigadores coincide en señalar que durante los primeros años de la Conquista, el territorio donde se hablaba la lengua totonaca comprendía el área limitada por los ríos Cazones (al norte) y La Antigua, Los Pescados o Huizilapan (al sur), y extensas zonas de los contrafuertes de la Sierra Madre Oriental, en la actual Sierra de Puebla.

Causa asombro al investigador Walter Krickeberg (1933) las escasas huellas de la presencia azteca en Cempoala, pese al dominio que México-Tenochtitlan ejercía mediante exorbitantes tributos. En contraste, destaca las estrechas relaciones entre la arquitectura totonaca y la del norte de Oaxaca, así como la influencia del arte tolteca. Las relaciones entre los totonacas del sur y las culturas de Cholula y la Mixteca son patentes en la cerámica, particularmente en el estilo Cerro Montoso, nombre de un lugar cercano a Cempoala. Sobresalen también los ejemplos cerámicos desenterrados en la Isla de Sacrificios (frente al actual puerto de Veracruz), que representan cabezas de aves y seres fantásticos en colores rojo, marrón y blanco brillante.

Acceso: Para acceder a la zona se toma la Carretera No. 180 hasta llegar al poblado Higuera Blanca, donde se toma la desviación hacia Villa Zempoala. Zempoala dista 11 kilómetros sobre la carretera, de Vega de Alatorre y Nautla, y a 35 kilómetros al sureste se encuentra el Puerto de Veracruz. El visitante puede arribar al sitio por medio del transporte público.

Horario: Lunes a Domingo de 09:00 a 18:00 horas.

Costo de acceso: Entrada general 55 pesos.

Contacto: Centro INAH Veracruz, 01 (229) 9 34 42 08, 9 34 52 82 y 9 34 99 81
cinah_veracruz@inah.gob.mx

Fuente: INAH

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s