Citas oficiales: Mecanismo del “Calendario de Tenochtitlan”

Colección de Citas extraídas de Fuentes oficiales, que confirman el tipo de mecanismo y sistema Calendarico que utilizó la Triple Alianza junto a su gran capital Tenochtitlan, y de como llevaban los primeros mexicanos la Cuenta del Tiempo (Tonalpohualli, Xiuhpohualli) y la sucesión de sus Celebraciones Sagradas (Cempohualilhuitl):

  1. Fray Toribio de Motolinia, “Memoriales”, facsimilar 1903, pag. 48-53 (Nota al pie de la Rueda del Calendario):

“… Los meses todos comienzan en la misma figura que comienza el año debajo del numero que les viene, ejemplo: este año es 5 calli xihuitl (1549), todos los meses deste año comienzan en calli con el numero que le cabe en el caracol arriba, y hase de notar que así como en la rueda de 52 figuras hace en 52 años por su curso que lo mesmo hace la rueda de las 20 figuras que en 52 años hace su curso mayor, porque debajo de un mesmo numero no sera un mesmo día dentro de 52 años, salvo el año bisiesto que en una figura hace dos días como abajo parecerá, el curso menor hace en 260 dias”

2. Francisco Javier Clavijero, “Historia antigua de México”, Cap. XXXII, pag. 151.

“El mes 5 que comenzaba el 17 de mayo y era todo festivo. La primera fiesta que en este mes se hacia, era a uno de los cuatro principales de los mexicanos, la celebraban en honor a su gran dios Tezcatlipoca…”

3. “Códice Vaticano A”, 1964, III, L. 38, f 39

“A los 15 días de mayo celebraban la fiesta de este Toxcatl y adornaban los templos con muchas clases de flores y rosas, porque en este tiempo vienen las aguas en este país comúnmente… en la imagen de esta fiesta, aparece la deidad celebrada Tezcatlipoca rodeada de vírgulas de humo que salen del suelo, y lleva a las espaldas la figura de una xiuhcoatl con una bandera y un pedernal, en el pie lleva un espejo redondo con plumones, ademas, el dios tiene una corriente de agua y otra de fuego saliendole de las fauces, lo que representa el Atlachinolli...”

4. “Codice Telleriano” 48 vto.

“… los mexicanos cuentan el día, desde mediodía hasta otro día a mediodía…”

5. Alfonso Caso, “La Correlación de los Años Aztecas y Cristianos”, pag 20.

“… la Ceremonia que daba su nombre al mes, tenia lugar el ultimo día de cada veintena. Así lo dicen expresamente los informantes de Sahagun y lo afirman también Pedro Gonzalez y el padre Motolinia, el Codice Aubin 1576, Duran (II-158), Torquemada (II-284), la Relación de Tecciztlan, la Relación de Teotitlas, el Calendario Tovar y la Relación de Michoacan”

6. Gabriel Kenrick Kruell, “Panquetzaliztli, el nacimiento de Huitzilopochtli”, pag. 86

“…los momentos culminantes de la fiesta de Panquetzaliztli se concentraban entre la noche del décimo octavo día y la tarde del vigésimo… el Sol-Huitzilopochtli nacía en el punto más bajo y obscuro de su curso, el sur (Solsticio de Invierno), pero desde entonces lo esperaba una lenta e inexorable ascensión hacia la salida del vientre de la tierra en el este, hasta su cenit en el norte (1er. Paso Cenital). El lento ascenso por la escalinata del templo de la estatua del dios hecha de tzoalli, celebrado con particular solemnidad después de la presentación en el patio del mismo era, sin duda, una metáfora del camino ascendente que debía tomar el Sol a partir de aquél momento”

7. Toribio de Motolinia, Memoriales (1971: 51)

El fraile Motolinia escribió que la fiesta con que se celebraba el mes azteca de Tlacaxipehualiztli (segunda veintena del año) “caía estando el Sol en medio del Uchilobos (Templo Mayor) que era el día del equinoccio (de primavera) y porque estaba un poco tuerto lo quería derrocar Moctezuma y enderezarlo”.

8. Códice Magliabechi

“Siempre comienza el año en un día de cuatro: en uno que llaman Acatl y de allí toma nombre, o en otro que llaman Calli y de allí toma nombre, o en otro que llaman Tecpatl y de allí toma nombre, o de otro que llaman Tochtli y de allí toma nombre.”

9. Motolinia, Memorial

“Los meses todos comenzaban en la misma figura en que comenzaba el año. Pasados cuatro años, comenzado cada uno en su propio día, vuelven al primer año y día.”

10. Códice Vaticano, folio 12r

“Se ha de notar que (el día introductor del año) caía solamente en los signos Caña, Piedra, Temblor (error por Casa) y Conejo… Cuando el año entraba, que era siempre a 25 de febrero, si en este primer día reinaba el signo de Caña, tenían que ayunar trece días. Y si el año entraba en Conejo, ayunaban ocho días.”

11. Francisco de las Navas, Calendario Índico

“Los años que tenían eran de 365 días. Comienzan en Acatl, Tecpatl, Calli y Tochtli… La razón es porque, contando 18 meses de a 20 días, sobran cinco días… Todos los meses comienzan en la figura que comienza el año. (En) el año de 1551, fue el primer día de su año y mes la figura Acatl. Sirvió en dicho año para principio de los meses, el 7 Acatl, el segundo mes fue 1 Acatl, el tercero, 8 Acatl, y así.”

La razón por la cual los años reciben el nombres que tienen, cargando con este signo a cada una de sus veintenas, es el residuo final de 5 días llamado Nemontemi. Esos días se cuentan de corrido; por lo tanto, el siguiente año comienza 5 signos de veintena y 1 punto de trecena después que el anterior. Como es obvio, si el año puede comenzar en los 13 números, pero solo en 4 de los signos, hay 52 cargadores o nombres de años (13 x 4). Estos conforman el ciclo llamado Xiuhmolpilli, “atado de años”

Aquí algunas citas que mencionan el mecanismo de recorrido de los días Nemontemi:

12. Del Castillo, Historia de los Mexicanos

“Cuando termina un año, entran los días llamados Nemontemi. Y, cuando terminan de contarse los Nemontemi, comienza el (siguiente) año.”

13. Chilam Balam de Mani

“Acabándose las dieciocho veintenas, se han de contar cinco días excedentes siguiendo el consecutivo de los signos, y al sexto signo cae el cargador del año que entra.”

14. Sahagún, Códice Florentino

“Los cinco días que sobran de los 360 los tenían por baldíos y no hacían cuenta de ellos (no los apreciaban), pero sí los contaban con todos los días del año y con todos los meses del año”.

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s