Proyecto: “Ruta del Águila Cenital”. 1er. Convocatoria

Estamos reuniendo los “Corazones del Águila”, si llevas uno dentro del pecho: ¡ÚNETENOS!

El escudo nacional del “águila en el nopal” es el Simbolismo del “Paso Cenital” sobre Anahuac.

Uno de los pilares en los que se fundamenta nuestra organización “Pueblo de la Luna: Metzitzin” es el de Recuperar y Difundir entre la población mexicana, la celebración y cosmovisión de las “Veinte Fiestas Sagradas del México Antiguo”, las cuales están marcadas en las piedras-monumento que sustentan el Calendario de Anahuac (Cempoalilhuitl). Antes de abordar la parte técnica de esta Convocatoria, es necesario hacer ver al lector que antiguamente, esta nación mexicana nuestra celebraba los Momentos Astronómicos y los Ciclos de la Naturaleza con grandes fiestas llenas de ciencia, cantos y poesía. Sin embargo, esa hermosa tradición milenaria de celebrar al “Universo y su Creador” fue destruida cuando fue impuesto a la fuerza el “Calendario occidental” (o gregoriano) y sus Fiestas del Santoral católico tras la Invasión al Anahuac del siglo XVI, sustituyendo las sublimes y profundas “Ceremonias al Cosmos” de la Antigua Religión, por las procesiones colonialistas de las Fiestas a los Santos de Roma. No obstante, esta triste realidad de no festejar nuestras Fiestas Originales mexicah, toltecas y mayas, vista bajo la luz del conocimiento de este nuevo Siglo del Despertar ya no puede seguir siendo así.

Una de estas muy sagradas Veinte Fiestas Aztecas era la “Ceremonia del Paso Cenital”, la cual duraba 20 días seguidos (durante el mes mexicano “Toxcatl”), y comenzaba con el mágico momento del año en que el Sol, se “estacionaba” exactamente justo por encima de la gran Tenochtitlan (en el cenit del cielo), provocando aquel evento sideral, que por unos instantes “las sombras desaparecieran”, pues los objetos verticales y las personas erguidas no proyectaban sombra por algunos momentos, al estar el sol en perfecta perpendicularidad. A este fenómeno astronómico que formaba parte de las fiestas sagradas ancestrales y que daba inicio a la temporada de lluvias, se le conoce hoy día como “Paso o Sol Cenital” y sucede dos veces al año en México (16 de mayo y 26 de julio, en el caso de la CDMX).

Franja Cenital (zona entre Trópico de Cáncer y Trópico de Capricornio)

No obstante, este “posicionamiento cenital del sol” sobre una ciudad en particular, no es un evento global, pues el “Paso Cenital” sucede ÚNICAMENTE en los países de la región planetaria comprendida entre el Trópico de Cáncer y el Trópico de Capricornio; es decir, en América solo sucede desde Mazatlán (México) hasta el sur de Bolivia, en África solo en su parte central, también en el sur de la península Arábiga, en la India, la zona Indochina, los archipiélagos de Indonesia y parte norte de Australia. Por lo anterior, México es uno de los contados países privilegiados en el mundo en servir de escenario para este prodigio celeste donde se posiciona el Sol de manera perpendicular justo encima de la coronilla de sus habitantes y en la cima de los santuarios, un fenómeno astronómico excepcional que NUNCA ocurre en toda Europa, ni en Egipto, ni Norteamérica, así como tampoco en la propia China o la ancha Rusia.

Esta, nuestra ancestral fiesta de “Toxcatl” (Llamarada), estaba dedicada primordialmente a las “Energías astrales” y “Señores celestiales”: Tezcatlipoca (Espejo humeante) y Huitzilopochtli (La radiación del sur). Según se sabe, al acontecer el día del inicio de la fiesta en el «Sol Cenital», los templos sagrados dedicados a ambos “Señores Celestes” desprovistos de ventanas (para que permanecieran intencionalmente en oscuridad el resto del año), ese gran día del Paso Cenital, al estar el sol justo encima de ellos, el interior de dichos templos (algunos bajo suelo) se iluminaban con los penetrantes haces de luz perpendiculares que entraban desde tiros o chimeneas que subían hasta la azotea, especialmente construidos y calculados para dejar pasar la luz solar solo en ese momento del año.

Cuando estos templos en penumbra, se iluminaban por algunos instantes debido a aquel efecto premeditado de la luz entrando desde la cima, se decía entonces, que el “protector” Huitzilopochtli «devoraba la sombra de los humanos», lo cual era considerado un acto de purificación y júbilo cósmico, que a la par del fuerte simbolismo religioso, servía de marcador astronómico para ajustar las Cuentas del Tiempo y los Ciclos matemáticos y sinódicos del planeta Tierra y los astros que “danzan junto con él”. Un ejemplo sobreviviente de este tipo de templos antiguos que hemos llamado como “Templos Cenitales”, lo encontramos en la Zona Arqueología de Xochicalco o el mismo Monte Alban, aunque sin duda, su uso como ya hemos dicho fue generalizado a lo largo y ancho de toda la franja trópica de Anáhuac.

Con base en lo expresado hasta aquí y apelando a la consciencia y corazón de los nuevos mexicanos, invitamos a todo compatriota o extranjero amante de nuestro país a participar en este Proyecto de rescatar la Ancestral Fiesta del Paso Cenital, mismo proyecto que hemos nombrado como la “La Ruta del Águila Cenital”, pues el Sol (“Tonatiuh”) era representado por nuestro Viejos Abuelos anahuacas como una gran “Ave guerrera” que surcaba los cielos victoriosa y al ser el “águila”, el ave por excelencia de los guerreros observadores del cielo y la que más alto vuela, no podemos menos que usar este evocador nahual del sol, el águila (“cuauhtli”), que es parte de la grandiosa cosmogonía que heredamos del México Antiguo.

Una vez clarificado el contexto histórico-mitológico de esta fiesta sagrada del Sol Cenital, ahora nos disponemos a ofrecer a grandes rasgos, en que consiste este Proyecto “Ruta del Águila Cenital” a desarrollarse en 2019-2020:

  1. Dado que el fenómeno astronómico del Paso Cenital involucra solo a los Estados federativos ubicados por debajo del Trópico de Cáncer, hemos formulado una “base de datos” que nos indica en que día exactamente ocurre este evento celeste en cada localidad y Zona Arqueológica donde aplica.
  2. Como el Paso Cenital es un evento que ocurre de costa a costa (desde Cozumel hasta Mazatlán) entre los días 26 de abril y 10 de junio, es necesario contar con Grupos de Ciudadanos Voluntarios que verifiquen las fechas contenidas en nuestra “base de datos” para cada distinta localidad a lo largo del país (esto para mayo-junio 2019) a donde pertenezcan.
  3. Se compartirá con los Grupos Voluntarios de cada Región, la fecha indicada en que acontecerá el Paso Cenital en su zona y se les indicara la manera correcta de verificar tal evento astronómico, mediante la implementación de un instrumento de medición que hemos ideado internamente y que resulta de fácil construcción.
  4. Una vez que las múltiples fechas de los Pasos Cenitales de la Base de Datos hayan sido verificadas experimentalmente en cada Región y localidad participante, posterior a ello, mediante un Consejo incluyente que integre a todos los Grupos Voluntarios y el Comite Central, con base a una logística consensuada se designarán las Zonas Arqueológicas más propicias para enlazarlas al Proyecto (según la fecha en que tengan su Paso Cenital).
  5. Con la información recabada, se trazará una Ruta que unirá a las Zonas Arqueológicas elegidas en base a los criterios arriba señalados, esta será la “Ruta del Águila Cenital”.
  6. Una vez definida la Ruta, entrado el año 2020 se convocará a todo el público interesado a formar parte de una amplia “Caravana anahuaca” que partirá desde la isla de Cozumel-Quintana Roo (en abril 2020) y terminará su Recorrido Ritual en las playas de Mazatlán-Sinaloa (en junio 2020). Dicha Caravana festiva, a manera de peregrinación, atravesará el centro del país de mar a mar, visitando a su paso todas las Zonas Arqueológicas (templos santuarios) seleccionadas según la FECHA EXACTA de su Paso Cenital. (NOTA: Cada Grupo Voluntario fungirá, como los anfitriones de cada sede elegida para recibir a la Caravana festiva, misma que llevará consigo dos “Reliquias Sagradas” que serán consagradas en cada Punto cenital de la ruta, uno a uno, hasta completar los 20 días de viaje).
  7. Las “Ceremonias del Paso Cenital” a efectuarse en cada escala (inmediaciones de los templos prehispánicos) de la Ruta de la peregrinación que seguirá al Sol, serán llevadas a cabo bajo las formas ancestrales de cada lugar y con el máximo respeto a los lugares visitados y a sus habitantes, ponderando TODO aquello que contribuya a la hermandad nacional y a la concientización de las personas acerca del gran legado de sabiduría que el antiguo Anahuac tiene para ofrecer al México actual.

¡Se parte de la Historia e integrante a este gran proyecto de “LA RUTA DEL ÁGUILA CENITAL”, mismo que ya arrancó en este año 2019 y que está previsto a consumarse en 2020!

Únete a nuestro Grupo en las redes sociales: “Ruta del Águila Cenital”, para comenzar a trabajar TODOS JUNTOS. Aquí te dejamos la liga donde puedes inscribirte:

https://www.facebook.com/pg/pueblodelaluna.metzitzin/groups/?ref=page_internal

Agradecemos la atención prestada y terminamos el texto de esta Primera Convocatoria, no sin antes dejar en claro que estas ancestrales “Veinte Fiestas Sagradas del Anahuac” le pertenecen A TODOS LOS MEXICANOS (no son propiedad exclusiva de nadie).

¡Sigamos al Águila celeste y que en 2020 tengamos Felices Fiestas anahuacas!

…nuestra tierra mexicana es la consentida del Sol, hagámoslo valer.

¡¡¡Tiahui mexica anahuacatl!!!

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Un comentario sobre “Proyecto: “Ruta del Águila Cenital”. 1er. Convocatoria

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s