Anahuac no era un lugar en la Tierra… sino en el “averno”

Hummingbird

Citas oficiales extraídas de crónicas hispanas, que ejemplifican muy bien lo ridículas y sensacionalistas que eran las DIFAMACIONES Y EXAGERACIONES que los frailes y “conquistadores” se inventaban con respecto a América y sus pueblos, calificándolo todo de “diabólico, oscuro y maldito” como si estuviesen describiendo no un nuevo continente, sino algún CIRCULO INFERNAL de la “Divina Comedia” del genio Dante Alighieri. No obstante, sabemos bien que estas MENTIRAS PROPAGANDÍSTICAS las acostumbraban escribir los cronistas en sus Cartas y Probanzas para agradar a sus jefes eclesiásticos y reyes, quienes requerían de ellos “pruebas urgentes” que demostraran el “gran nivel salvajismo y bestialidad” en que se decía se hallaban supuestamente sumidos los americanos, para usar dichas pruebas escritas ante las cortes vaticanas y reales, como la JUSTIFICACIÓN PERFECTA para perpetuar la campaña de la Invasión (evangelización) al Anahuac.

216px-Uitziliputzili_(Description_de_l'Univers,_t._5,_pl._135)

Misma invasión que bien valió la pena financiar con el oro de las arcas de todos los reinos católicos, por toda la “buena obra y caridad” que vinieron a hacer en América los europeos, quienes “sin esperar nada a cambio” se embarcaron en la “piadosa empresa de convertir millones pecadores a la Fe Verdadera”, luchando con ahincó y proponiéndose nunca marcharse de las ricas tierras del Anahuac, hasta no ver “salvadas las almas perdidas y confundidas por los engaños del diablo” de todos los pobladores del Nuevo Mundo. Aquí tres citas textuales de las decenas de ejemplos que hay, de como para los difamadores de guerra (cronistas), América no era un lugar nuevo sobre el planeta Tierra, sino mas bien una autentica DIMENSIÓN DEMONÍACA que había que “derrotar y purificar”:

 

1) Conquistador Bernal Díaz del Castillo, Cap. XCII, pag. 200

“… y en aquella placeta tenían tantas cosas muy DIABÓLICAS de ver, bocinas y trompetillas y navajones, y muchos corazones de indios que habían quemado, y con que sahumaban a sus ídolos de piedra todos cuajados en sangre. Tenían tanto de diabólico que los doy a la MALDICIÓN…”

2) Fraile Diego de Duran, “Historia de los Indios de la Nueva España” Tomo II, pag. 86

“El lugar donde habían de ser sacrificados, donde se hallaban aparejados aquellos CARNICEROS y MINISTROS DE SATANAS que los sacrificaban abriéndoles el pecho y sacándoles el corazón y medio vivos los echaban a rodar hacia abajo por las gradas de templo que se bañaban en sangre… y dejando caer el cuchillo encima del pecho de los sacrificados, los abrían por la mitad como una fruta…”

3) Fraile Diego de Duran, “Historia de los Indios de la Nueva España” Tomo II, pag. 104

“… el Papa de los indios le cortaba el pecho y le sacaba el corazón al sacrificado y lo alzaba con la mano todo lo que podía extender el brazo a lo alto y daba el vaho al sol y después de un espacio de un AVE MARÍA que lo tenía así lo arrojaba al ídolo”

339px-Lucifer_waiting_for_the_Last_Judgement_Livre_de_la_Vigne_nostre_Seigneur_f._067v_1450-1470

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s